Mié. Nov 30th, 2022

El Campeonato Mundial IRONMAN del próximo 6 y 8 de octubre se enfrenta a un problema que afectará a todos sus participantes: la falta de voluntarios.

 

La franquicia más famosa del mundo del triatlón que regresa a Kona tres años después acaba de anunciar una noticia que no ha sido bien recibida por la comunidad del triatlón.

Al parecer, IRONMAN está teniendo bastantes dificultades para encontrar voluntarios en su regreso a Hawaii y la solución de la organización a su problema no ha gustado nada a los triatletas, pues ha decidido recortar las zonas de abastecimiento.

En un comunicado enviado esta misma semana, IRONMAN informó que se ha tomado la decisión de proporcionar a los atletas menos puestos de avituallamiento a lo largo del recorrido de la prueba.

“Debido a la falta de voluntarios para un evento de dos días, los puestos de avituallamiento en el maratón de Kona estarán cada 1,6 millas en lugar de cada milla. Va a ser duro con los atletas más lentos, y hay más que nunca. Vale la pena señalar que los avituallamientos en la bicicleta estarán cada 10 millas en lugar de cada 7. Cualquier atleta que tenga un problema con eso no tiene por qué competir en IRONMAN”, informó Brad Culp, periodista de Triathlete, en su cuenta de Twitter.

Este problema podría haberse dado por el cambio a dos días de prueba, que implican dos días más de gastos para los voluntarios que, la gran mayoría de ellos, llegan desde los Estados Unidos.

Reunir al doble de participantes este año en The Big Island ha incrementado los costes desorbitadamente. Teniendo en cuenta que los voluntarios tienen que cubrir sus costes, además de que no reciben ni una sola retribución económica a cambio, la escasez de personal se explica por sí sola.

Una solución que proponía Culp era que IRONMAN pagara, pero esto incrementaría el costo para los atletas.

Desde luego, en un año en el que precisamente todos los costes de competir en Kona -slot, alojamiento, etc.- se han encarecido considerablemente, lo último que esperaban los atletas era encontrarse con menos servicios.

X