Lun. Jul 22nd, 2024

Tras su sexto lugar en el pasado IM de Nueva Zelanda, Cameron Brown estuvo muy contento, a pesar de no haber logrado su podio número 21.

Terminó con un tiempo final de 8h 14’35» (51’45» en la natación; 4h 25’06» en la bici; y 2h 51’15» en el maratón), un gran resultado teniendo en cuenta que ha estado sin poder correr bastante tiempo, debido a una fascitis plantar y una lesión en el gemelo que ya le obligaron a retirarse en el IRONMAN de Busselton del pasado mes de diciembre.

«Bastante contento con mi rendimiento en el IRONMAN de Nueva Zelanda. Después de una sólida natación y la bici, estaba 12 minutos abajo al empezar la carrera a pie. Me las arreglé para llegar al sexto lugar en la línea de meta, lo cual me alegró bastante, especialmente después de mi lesión en la pantorrilla y las siete semanas sin correr. No está mal el registro de 8h14′, cuando me faltan tres meses para cumplir los 48 años. Gracias nuevamente a mi entrenador por ponerme en forma lo máximo posible y a mi entrenador de natación, a mi familia, amigos, seguidores y patrocinadores, gracias por su continuo apoyo», comentó Brown en las redes sociales después de la prueba.

«Objetivo a largo plazo: competir aquí como profesional hasta que tenga 50 años, ¡así que nos vemos el año que viene!».

La victoria en Nueva Zelanda fue para el británico Joe Skipper (7h 54’18»), seguido de los triatletas locales Mike Phillips (8h 01’27») y Braden Currie (8h 04’36»).

X