Dom. Ene 29th, 2023

El triatleta estadounidense Morgan Pearson, de 27 años, logró un segmento de carrera a pie inmaculado para lograr la tercera posición en la SMT de Yokohama y la plaza olímpica para su país.

Pearson arrancó el último segmento en el puesto 40 de la estirada fila del grupo principal, para colarse en la tercera plaza del podio, por detrás del noruego Kristian Blummenfelt, campeón de la prueba, y del belga Jelle Geens, plata.

El bronce del estadounidense, además, le otorga plaza directa para competir en Tokio dentro de dos meses, en los que serán sus primeros Juegos Olímpicos.

Pearson firmó el segundo mejor parcial a pie; corrió los 10 kilómetros en 29’30”, sólo 4 segundos más lento que el de Blummenfelt (29’26”).

De esta forma, también logró su mejor resultado en una prueba del máximo nivel, superando el octavo puesto que cosechó en el Mundial de Hamburgo del año pasado o lasexta posición de la prueba WTS de Edmonton en 2019.

Pero lo que concede más mérito si cabe al gran resultado de este ex atleta de pista y de cross (con mejor marca personal en el 5.000 de 13’36”) es cómo ha conseguido sobreponerse al dramático golpe familiar que sufrió hace tan sólo 10 semanas, el cual relató en sus redes sociales.

«¡Qué día tan increíble y qué sensación tan increíble! Sinceramente, no tengo palabras. He acabado tercero en Yokohama y me he clasificado para competir en los Juegos Olímpicos de Tokio. Ha sido la actuación más grande de mi vida.

“Lo que hizo que el día fuera aún más especial fue pensar en mi familia en EU. Viéndome correr y clasificarme. Mi hermano mayor, Andrew, falleció hace 10 semanas, y en la última vuelta de la carrera solo estaba pensando en la pizca de felicidad que, con suerte, podría traer a mi familia al clasificarme. Ha sido duro para todos nosotros.

“He estado pensando mucho en Andrew la semana pasada en Japón. De hecho, ha sido una de las semanas más difíciles para mí emocionalmente. Pero sé que Andrew estuvo conmigo hoy, lo sentí.

«El 1 de marzo, mi hermano mayor Andrew falleció mientras dormía, en paz. Andrew tenía una personalidad más grande que la vida y tuvo un impacto en muchas vidas de una manera hermosa y positiva. No puedo dejar de pensar en todas las formas en que mi hermano mayor influyó en dónde y quién soy hoy. Andrew fue la razón por la que me seguí nadando durante tantos años, y la razón por la que comencé a correr cross. Algunos de mis recuerdos favoritos son de nosotros corriendo juntos… Andrew me dio el impulso que necesitaba en Yokohama, y estaba pensando en él. Con suerte, cuando esté en los Juegos Olímpicos, él estará conmigo», escribió Pearson, que se convierte en el primer triatleta de categoría varonil en asegurar su plaza en el equipo de Estados Unidos para los Juegos de Tokio.

X