Mié. Nov 30th, 2022

Qué prolífico fue el camino recorrido por Flora Duffy hasta llegar al oro en Tokio 2020.

 

El lunes en la tarde, horario de México, en Odaiba Bay, Japón, Flora ejecutó la carrera de una verdadera campeona, enfrentando condiciones difíciles en el ciclismo y cargando en los 10km a pie para ganar el oro olímpico que tanto merecía.

Número 45 en Londres 2012, octava en Río 2016, mismo año en el que ganó su primer título mundial, hoy subió a la cima del podio de Tokio luego de protagonizar una de las mejores carreras del triatlón.

«Siempre soñé con ser campeona olímpica, desde que hice mi primer tría», dijo Duffy.

«Creo que siento alivio, llegué como una de las favoritas, sentí mucha presión por la expectativa que había en torno a mi actuación. Creo que el hecho de que representaba la esperanza de que Bermuda ganara la primera medalla olímpica también estaba en mi cabeza, quería ser medallista por mí y por mi país. Estaba como abrumada, sin saber qué pensar. Es un momento muy especial».

Duffy tuvo tiempo de disfrutar plenamente de la victoria y corrió por la recta final sabiendo que su nombre ingresaba en los anales olímpicos. Cuando cruzó la meta, cayó al suelo y se dejó embargar por la emoción.

A sus espaldas, la británica Georgia Taylor-Brown pasaba a Katie Zaferes, de Estados Unidos, y se quedaba con la medalla de plata, dejando el bronce para la estadounidense.

X