Sin miedo al agua - Trimexico

Menú

Sin miedo al agua

Sin miedo al agua
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Seguro a más de un triatleta nos han hecho el comentario alguno de nuestros conocidos o amigos deportistas, que ellos también podrían ser triatletas, pero sólo les falta “nadar”. Sin duda el nado es la parte más complicada a desarrollar en un triatleta que nunca antes había nadado.

Se requiere de valor, motivación, disciplina, pero sobre todo, de compromiso con uno mismo. Son pocas las personas que deciden ser triatletas sólo por el hecho de hacer un deporte. Por lo regular el triatlón llega a la vida de cada quién de una manera rara, como si el triatlón te encontrara a ti en vez de al revés.

Tal es el caso que el triatlón me encontró a mí cuando estuve a punto de ahogarme en las frías aguas del Océano Pacífico, revolcado por una ola y sus réplicas. Me gustaba correr y pedalear, me sentía en forma y sabía lo básico del nado de crol, pero nada de esto me ayudó a no tragar agua salada y sentir que sería el último día de mi vida. De alguna manera logré salir, pero en ese momento sentí la necesidad de aprender a nadar.

Asistí a varias clases de natación y después me inscribí a un gimnasio con alberca dónde diario iba a nadar. Llegaba a nadar 25 metros o menos con mucha dificultad y paraba para respirar unos segundos, no podía creer que las señoras de la tercera edad que nadaban a las 5 am pudieran hacer sus series sin parar por más de 50 metros.

Esto me motivaba y me retaba a la vez, pensando, ¿si ellas pueden porque yo no? Tenía miedo a tragar agua, a que me entrara a la nariz, a los oídos y a los ojos, a sentir esa desesperación de no poder respirar.

Fue el miedo el que me impulsó a seguir practicando hasta poder dominarlo, al cabo de unos meses, podía nadar sin parar hasta media hora, no soy buen nadador, pero logré controlar esa desesperación de querer sacar la cabeza o pararme a respirar. En esos días me llegó la primera invitación para hacer un triatlón, tenía mis dudas, pero acepté.

Convertirte en triatleta no surge de un mes a otro, es un proceso de formación que empieza con darte cuenta dónde estás a nivel deportivo para poder partir desde ahí y poco a poco ir conociendo tus fortalezas y debilidades en cada disciplina e ir desarrollando mayor habilidad.

El triatlón empieza con el nado, y no es posible saltarse esta parte, aunque sepamos la ruta y las condiciones del agua, habrá corrientes, manotazos, patadas, chapoteo y más. Para nadar sin miedo al agua, requiere de trabajo duro, horas de entrenamiento físico y mental, pero sobre todo requiere de mucha paciencia.

 

Por Andrés Munguía Murillo

Soy ingeniero de profesión pero triatleta por convicción. Entreno triatlón desde el 2013, soy age grouper y me gusta el triatlón como forma de vida. Estoy certificado por la FMTRI desde hace un par de años y cuento con certificaciones en Spinning por Mad Dogg.
***Las opiniones expresadas en este documento,  son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir 
con las de la Organización.

Instructor Certificado Nivel I
Federación Mexicana de Triatlón
amunguiam@yahoo.com
686 946 9337

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.




Suscríbete

Suscríbete a nuestro mailing

* obligatorios

X