Sobrevive Andrew Starykowicz un mes de prisión en Abu Dhabi y ahora va por el Challenga Wanaka - Trimexico

Menú

Sobrevive Andrew Starykowicz un mes de prisión en Abu Dhabi y ahora va por el Challenga Wanaka

Sobrevive Andrew Starykowicz un mes de prisión en Abu Dhabi y ahora va por el Challenga Wanaka

Andrew Starykowicz sobrevivió la prisión en Abu Dhabi y de un accidente que lo dejó con heridas graves.

Ahora, estará en Nueva Zelanda para competir en el Challenge Wanaka del próximo domingo 16 buscando un título mundial.

“Voy a enfrentarme a varios retos, entre ellos, el tiempo y el clima”, aseguró el triatleta estadounidense desde su casa en Chicago.

Este viaje a Nueva Zelanda será el primero para el deportista de 36 años que mantiene el récord ciclista de un IRONMAN.

El objetivo parece audaz, pero Starykowicz ya ha superado obstáculos más significantes en sus 12 años de carrera profesional.

 

 

En agosto de 2016, pedaleaba por la carretera en un sábado en la mañana durante una sesión de entrenamiento, cuando una pick-up lo atropelló.

Terminó con dos vértebras fracturadas, al igual que fracturas en las piernas y varias contusiones.
Semanas después, su esposa dio a luz a su segundo hijo, Alexander, quien a los 10 días dejó de respirar y le tuvo que dar respiración de boca en boca para que sobreviviera.

Estas afrentas le dieron una nueva perspectiva de vida, que para 2017 le hizo volver al deporte de manera más motivada, pues ese año ganó el IRONMAN de Michigan y Kentucky. En 2018 se llevó el triunfo en Chattanooga, Tennessee.

Ahora está viajando al otro lado del mundo, una decisión que no toma a la ligera tras un incidente en Abu Dhabi en 2012, cuando atropelló a una voluntaria en una estación de ayuda durante una prueba ciclista.

La voluntaria terminó con grandes heridas y tuvo que recibir asistencia médica. Él siguió la carrera, aunque estaba liderando, tuvo que dejar la prueba por un hombro dislocado. Al día siguiente, fue encarcelado.

Se tuvo que quedar en la ciudad un mes hasta que pudo negociar su liberación, pagando 55 mil dólares en caso de que la voluntaria falleciera, lo cual no sucedió.

“Definitivamente eso puso me quitó las ganas de competir fuera de EU. Por lo menos ya no lo hago como antes”, afirmó Andrew, quien cree que Nueva Zelanda no será tan traumático, pero anticipa que se enfrentará a mayores retos deportivos, uno de ellos, el neozelandés Braden Currie.

Deja un comentario

X