Mié. Nov 30th, 2022

La triatleta profesional británica y segundo lugar en el pasado Campeonato Mundial IRONMAN St. George, Kat Matthews, se recupera después de un accidente mientras se preparaba para su participación en Kona.

 

Matthews, tras haber competido en el US Open de Dallas, se encontraba en una rodada en The Woodlands, Texas (cerca de Houston), cuando un conductor hizo un giro a la izquierda en su camino.

“Íbamos por una carretera tranquila que habíamos recorrido una docena de veces antes, y un coche que venía en la otra dirección cruzó la carretera y se la llevó”, dijo el dos veces campeón del mundo de IRONMAN, Patrick Lange, a Triathlete Magazine.

“Afortunadamente, la ambulancia y otros socorristas llegaron rápidamente. No tuvo oportunidad de evitar el choque a una velocidad bastante alta en una carretera llana y rápida”.

Matthews publicó una foto desde su habitación del hospital el pasado domingo por la mañana, mostrando una selfie con la cara ensangrentada y usando un collarín.

“Un auto volteó [sic] contra mí y me golpeó”, escribió.

Una foto posterior al accidente, publicada por su esposo, Mark, muestra el vehículo con una gran abolladura en el guardabarros delantero derecho y el parabrisas destrozado por el impacto.

Matthews dice que sufrió varias lesiones, incluidas fracturas en el cráneo, las vértebras y el esternón.

“Ella se recuperará por completo”, escribió Mark en Instagram. “No tiene roturas severas, pero ha tenido que tener muchos puntos y tiene un par de pequeñas grietas. Lo cual, dado el estado del auto que la golpeó, creo que todos podemos estar de acuerdo que básicamente la convierte en Wolverine”.

X