Lun. Feb 6th, 2023

Jan Frodeno se enfrentó en 2022 a un año muy complicado, debido a una lesión en el tendón de Aquiles mal diagnosticada y mal tratada.

 

Esto le retrasó varios meses, lo que supuso que, por segunda vez en su carrera profesional -tras 2018- tuviese que renunciar a competir en Kona.

«Ha sido un año largo y difícil con algunas lesiones, pero al final de la temporada estamos listos para 2023», afirmó Frodeno en una entrevista con Chris McCormack.

«Honestamente, si hubiéramos tenido esta charla hace doce meses, no creo que estuviera contando lo mismo. Ha sido una lucha, una lucha real. Un esguince de Aquiles mal diagnosticado y mal tratado que me puso unos meses atrás y que resultó en una rodilla inflamada y problemas en la rodilla debido a que evitaba el movimiento y compensaba».

Según explica, uno de los grandes problemas fue no saber parar a tiempo.

«Nunca encontré el valor para tomarme un descanso y esperar», reconoció el triatleta alemán.

«Fue la Madre Naturaleza la que finalmente puso fin a eso y luego tuve un accidente en bicicleta y aún así no me detuve, quería llegar a Kona y pelear con los noruegos».

Además de la lesión en el tendón de Aquiles, Frodeno también sufrió una infección en la cadera y tuvo que ser operado de emergencia.

Pasó varias semanas en el hospital, una experiencia que nunca había tenido antes. A pesar de estos obstáculos, Frodeno se mantiene positivo y ha encontrado la motivación para volver a entrenar y competir.

«Estar abajo del todo es un buen lugar para comenzar. Estoy comenzando de nuevo y tomando buen cuidado de los movimientos suaves y siendo inteligente. Solo tengo que estar agradecido, amando esto, amando estar afuera cada día», dijo el triple campeón mundial IRONMAN.

X