Una nueva vida - Trimexico

Menú

Una nueva vida

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Todo comenzó a mediados del 2012, cuando me aburrí de mi vida de «fiestera incontrolable». Antes de convertirme en triatleta mi vida consistía en trabajar de 12 a 14 horas diarias como Banquera de Inversión y los fines de semana reventarme a morir en mi antro favorito, Joy Room, donde gastaba miles de pesos en botellas y todo tipo de shots para posteriormente llegar a casa a las 5-6 de la mañana y no levantarme de mi cama al día siguiente.

 

Finalmente llegó el día en el que ese ritmo de vida me cansó y me aburrió. Fue entonces cuando recordé que alguna vez había acompañado a mi amigo Germán a entrenar a Las Estacas y me había quedado la espinita de intentarlo.

 

Y decidí que necesitaba un nuevo reto en mi vida, y ese nuevo reto para mí era hacer un triatlón, así que con un bono de una transacción de venta de una empresa que cerré, me paré cual novata en The Bike Store y compré absolutamente todo mi equipo para ser triatleta. Es importante mencionar que yo no sabía nadar, hacía fácil 18 años que no me subía a una bici y no corría más de 50 metros sin morir en el intento. Así que me inscribí a clases de natación en la Nelson Vargas y empecé en mis clases con puros viejitos!, a mis 25 años trataba de aprender a nadar junto con señores de 60-70 años, me iba a CU a rodar con mi bici nueva y trataba de correr pero generalmente a los 500-600 metros se me bajaba la presión y no podía seguir. Poco a poco fui mejorando y aprendiendo, hasta que me convencieron de inscribirme al triatlón de Acapulco 2012 y hacer relevos (yo en el relevo de bici), una semana antes aprendí a usar pedales de clip y acabé en el suelo varias veces. Llegamos a Acapulco y fui a recoger mi paquete y dejar mi bici en la ZT. Cuando vi la subida con la que inicia la ruta de bici pensé que no iba a poder, esa noche no dormí de solo pensar en la subidota que me esperaba al día siguiente. Los nervios me comían, yo nunca había competido en algo deportivo, llegó la hora y lo hice! Me aventé esos 40kms con la subida que casi me mata, tengo que decir que nunca había sufrido tanto en mi vida como esa vez, sufrimiento y dolor…(llevaba a lo mucho 3-4 semanas entrenando). Y terminé mi relevo de bici al borde del desmayo pero feliz y decidida a que ser triatleta si era lo mío y había escogido el camino correcto.

Los primeros meses del 2013 me inscribí al triatlón de Teques y Veracruz y seguí mi camino. Ya podía cruzar la alberca nadando, tuve mis primeras salidas a carretera y podía correr sin desmayarme. La semana anterior al triatlón de Teques fui a la práctica de natación y no pude nadar más de 50m, me dio demasiado miedo y tuve que salirme del agua, regresé con mil dudas acerca de si iba a poder o no. El día anterior al triatlón se fue Marcela conmigo y me acompañó siempre, se metió al agua conmigo una vez más, me cuidó en la práctica y por fin pude nadar continuo! Al día siguiente competí y al cruzar la meta lo entendí todo…algo pasa en la mente de un triatleta cuando cruza la meta por primera vez que se vuelve adictivo. Es una sensación de locura y felicidad que no puedo describir!

Feliz volví a México con Veracruz en la mente, desgraciadamente una semana y media antes del evento tuve una crisis asmática y casi no pude entrenar esos últimos días. Llegué a Veracruz y tenía miedo, pues era la primera vez que me iba a enfrentar al mar así que con todo el valor del mundo llegué el día anterior a la práctica y me aventé..y para mi sorpresa iba extremadamente calmada y si pude! El día del triatlón una vez más crucé la meta llena de felicidad y orgullosa de mi misma.

Fue difícil empezar de cero, es difícil tanto físicamente como mentalmente. Muchas personas me dijeron que nunca iba a poder y tuve siempre que mantenerme firme, pero algo si les puedo decir y es que nunca me pasó por la mente abandonar el entrenamiento o alguna competencia.

Hace un par de meses me inscribí a mi primer Ironman 70.3 que va a ser el de Monterrey, cambié mi bici de ruta por una de TT, estoy entrenando más fuerte que nunca y hoy puedo decirles que estoy completamente enamorada de este deporte.

Si quieren hacer algo que los haga inmensamente felices y llene su vida de emoción, hagan un triatlón.

Tania Santoyo

{fcomments on}

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.


Suscríbete

Suscríbete a nuestro mailing

* obligatorios

X