Mar. Ago 9th, 2022

Dicen que «recordar es vivir»…pero también dicen que «no es bueno vivir de los recuerdos». Entonces creo que por eso seguimos en el camino, recordando a los que ya no están y aplicando todo aquello que pudieron enseñarnos.

Entonces recuerdas y te preguntas:

¿Qué significa comenzar a practicar algún deporte a los 10 años de vida?

…definitivamente nunca una disciplina.

Así fue como inicie en esto del triatlón, jugando (y puedo decir que aún lo hago).

Como decían mis amigos: «Vamos a TRIATLONAR un rato». Entonces «triatlonar» se convirtió en el sinónimo de «jugar».

Y conforme pasaban los años y las competencias, se iban formando los sueños. Los compañeros de equipo se volvieron más que mi familia, mi entrenador G. Nuño más que un padre, pertenecer a TRIXAL un equipo legendario del triatlón en México, para mí era (y sigue siendo) una suerte que me marcó la existencia.

Entonces el sueño de representar a México en una competencia internacional se hizo cada día más fuerte. Claro que en ese entonces tu país, es tu mamá, tu papá, tu equipo, tus amigos y toda la gente que te había ayudado, por los cuales guardabas un cariño especial.

Hasta que en 2003 tuve mi oportunidad, en Nueva Zelanda, tenía 17 años y era mi primera experiencia mundial.

Todo transcurrió como en una burbuja, donde nada podía afectarme y todo estaba a mi favor. Cuando menos lo pensé ya había salido en los primero 10 de nadar, nos bajamos a correr un grupo de 15 atletas, una sola vuelta de 5km a 500mts de la meta, estaba a 10 seg de los primeros 5 que se mantenían en grupo, Terenzo(NZL), Hauss(FRA), Mercheriackov(RUS), Vidal (FRA) y Croes (BEL) yo era el mexicanito que los venia alcanzando. Su cierre fue espectacular y el mío casi alcanza a Croes, y dejó a Clarke en 7°.

Al final fui sexto del mundo y el más joven en llegar a la meta. Entonces ver la satisfacción que causaba a mi primo, fue lo mejor del mundo. Pienso que ese momento me dio claridad del porque hacia triatlón.

 

Pero no todo es miel sobre hojuelas.

Al siguiente año, la ilusión de ganar una medalla en Madeira Portugal, me lleno de una fuerza inmensa, que me hizo entrenar como un loco. Entonces cometí el error de no escuchar a mi cuerpo y seguir entrenando a pesar de que se me inflamaba la rodilla. En unos meses la rodilla no resistió más y tuve que parar, visitar al doctor, hasta que la última alternativa fue la operación.

Tuve que andar en silla de ruedas unas semanas y con bastón un mes. Hasta entonces ha sido la batalla más difícil a la que he tenido que enfrentarme.

Pero dicen que «lo que no te mata te fortalece», y yo estaba vivo. Y quería hacerlo, así que regresé ó más bien nunca me fui, porque todos mis pensamientos siempre estaban ahí.

Llego septiembre de 2005 y ya estaba calificado nuevamente para el mundial de Gamagori Japón. Y para no hacerles el cuento muy largo, volví a obtener el 6° lugar junior.

Así los resultados buenos y malos han ido y venido… sería aburrido poner todo el currículum.

Anhelábamos calificar a Juegos Olímpicos de Beijing 2008, estuvimos en la pelea hasta el final. Había un solo boleto y el ganador fue Paco Serrano que lo tuvo bien merecido.

Tuvimos dos años difíciles, pero después de superar unas cuantas dificultades, podemos decir que estamos en la pelea y que nos dejaremos hasta la piel por calificar a Londres 2012.

A la gente que se pregunta si el deporte le podría resultar benéfico en su vida.

Sinceramente creo que es una parte en la educación de nuestra sociedad que tanta falta nos hace, pues vincularte al deporte te llena de felicidad y fortaleza, sentimientos claves para poder hacerles frente a cualquier tipo de seducción como las drogas y la delincuencia.

Si el deporte te da eso y más, imagínate tres deportes hecho UNO! Es por eso que la gente que conoce el triatlón jamás logra separarse de por vida.

Vale pues!

Un saludo a tod@s y seguro nos veremos triatlonando en el camino.

Leonardo Saucedo.

By admin

X