Lun. Jun 24th, 2024

Por unos días, la triatleta Cecilia Gabriela Pérez estuvo fuera de Río 2016, ya que en el ranking olímpico terminó en el lugar 65, siendo que el número 63 era la última triatleta clasificada, sin embargo, la lista se recorrió dos lugares por bajas de Holanda y Nueva Zelanda, en beneficio de la tapatía.

Ya con su lugar seguro en la justa olímpica, el objetivo que se ha puesto es ubicarse dentro de las primeras 20 posiciones.

Desde los 6 años de edad, Ceci fue nadadora, pero su máximo logro ahí fue un cuarto lugar en la prueba de 200 metros pecho en una Olimpiada Nacional, hasta que un amigo le insistió en probar en el triatlón, ya cuando ella tenía 16 años, en el 2009.

«La verdad ni quería hacer triatlón, hubo ciertas personas que casi casi me obligaron a entrar, a entrenar, y ahí encontré una motivación, una alegría que ni me imaginaba.

«Odiaba el triatlón, odiaba correr, a mí sólo me gustaba nadar, ahora se ha convertido en mi trabajo, en lo que más disfruto de mi vida y ya no me veo fuera del triatlón, hasta en un futuro quiero ser entrenadora», declaró Pérez, ahora de 24 años de edad, para el portal mural.com.

Fue así como sus papás le compraron una bici de carreras, misma que su amigo la enseñó a usar varios domingos en la Vía RecreActiva.

Con apenas dos meses de entrenamiento, el primer triatlón que Ceci realizó fue un Regional en Jalisco, en el Code Paradero, en el que se clasificó a la Olimpiada Nacional 2009. Fue su segunda competencia formal y obtuvo el cuarto lugar.

En agosto de 2014, Ceci entrenaba ciclismo en el Circuito Omnilife cuando un carro se le cerró para estacionarse y ella se estrelló de frente.

Fue tan fuerte el golpe que la tapatía sufrió el desprendimiento de mandíbula y cinco fracturas, un accidente que en lugar de alejarla del triatlón la motivó a seguir adelante.

Ese incidente le dejó varias enseñanzas, como la de valorar su deporte, el esfuerzo que ha hecho su familia y le ayudó a ser mejor persona y atleta.

«Es lo peor que me pudo pasar, pero también lo mejor que me pudo haber pasado porque aprendí muchísimo, cosas que nunca me imaginé porque en lugar de agachar la cabeza, la levanté”, aseguró.

«Mi papá me pidió que ya no siguiera en el deporte, pero le dije que yo iba a continuar porque tenía mi sueño que era ir a Juegos Olímpicos«.

 

Ya con su lugar seguro en la justa olímpica, el objetivo que se ha puesto Ceci Pérez es ubicarse dentro de las primeras 20 posiciones.
Ya con su lugar seguro en la justa olímpica, el objetivo que se ha puesto Ceci Pérez es ubicarse dentro de las primeras 20 posiciones.
X