Dom. Abr 14th, 2024

La campeona olímpica de triatlón en 2016 Gwen Jorgensen consiguió el tercer puesto en la Copa de Oceanía en Taupo.

 

Apenas cuatro meses después de dar a luz a su segundo hijo, Jorgensen (01h 00’19”) regresó esta madrugada a las pruebas de World Triathlon por primera vez en casi siete años llevándose el bronce en Nueva Zelanda.

La victoria fue para Nicole Van Der Kaay (01h 00’17”), de Nueva Zelanda, seguida por su compatriota, Ainsley Thorpe (01h 00’19”).

“No sabía realmente qué esperar, así que salí allí y una gran frase mía este año es ‘jugar en lugar de buscar la perfección’ y creo que definitivamente lo hice, me divertí muchísimo allí. No fue perfecto en absoluto, pero fue súper divertido, realmente disfruté. Sentí que la carrera fue bastante buena y me mantuvo en alerta“, comentó Jorgensen.

“Tuve problemas en la natación, no he nadado tanto y no he estado en aguas abiertas con otras personas. Me hubiera gustado salir antes. La bicicleta fue súper divertida. De hecho, me sentí súper fuerte, fue un circuito muy divertido  con pequeñas subidas, pequeñas bajadas. La carrera fue hermosa a lo largo del lago Taupo. Simplemente no tenía otra marcha, no pude correr más rápido y tuve las transiciones bastante lentas, pero salí e intenté alcanzar a los líderes y nunca pude hacerlo”.

Con este prometedor regreso de la estadounidense habrá que esperar para verla  competir con las mejores en las WTCS.

X